Cómo salvar una suculenta podrida: una guía práctica

Compartir es cuidar!

Última actualización el 16 de junio de 2022 por griselda m.

Los jardineros deberían saber cómo salvar una planta suculenta podrida porque es la planta más fácil de cultivar y cuidar.. La suculenta es una planta maravillosa que tiene hojas gruesas y carnosas que adornan diferentes colores. No florecen por lo que sus hojas carnosas llevan su belleza haciéndolas atractivas.

Hay muchas variedades de suculentas. Algunos tienen hojas en forma de roseta, mientras que otros no tienen una estructura similar a una hoja. Tienen un crecimiento carnoso redondo o verde alargado. Varían en colores, formas y tamaños, dejándote con la decisión de elegir qué llevarte a casa.

Las suculentas necesitan un cuidado mínimo y prosperan mejor cuando quedan en su propia. Son saludables durante todo el año y crecen muy bien. Sin embargo, uno de los problemas más comunes a los que se enfrentan las suculentas es la pudrición. Las suculentas deben recibir un riego moderado para protegerlas de la pudrición de la raíz.

Cómo salvar una suculenta podrida: identificar una suculenta con exceso de agua 

A veces puede ser difícil saber si la suculenta está regado en exceso o sumergido. Los signos de plantas suculentas no saludables que debe tener en cuenta son:
  • Decoloración de las hojas
  • La planta se ve enferma en apariencia.
  • Las hojas se sienten suaves y blandas al tacto.
  • Tallo descolorido con manchas marrones o negras
  • hojas cayendo pasan fácilmente when ligeramente tocado
Identificar una suculenta con exceso de agua

 

En caso de una suculenta con exceso de agua, notará los siguientes signos
  • Las hojas se vuelven descolorido y blando porque toman agua extra y almacenan el exceso de agua en sus células. Esto hace que el agua corra a través de la hoja causando decoloración a medida que comienza a pudrirse.
  • La hoja descolorida finalmente se vuelve negra, lo que significa que se está pudriendo de adentro hacia afuera. Esto indica que las hojas son afectados por una enfermedad de hongos debido a la ingesta excesiva de agua. Posteriormente, las hojas se caen y mueren.

Proceso paso a paso para salvar una suculenta podrida

Raíz podrida

Si la pudrición de la raíz es leve, es posible salvar la planta. Las raíces son la parte más esencial de la planta. Ayudan a absorber tanto los nutrientes como el agua.

Pasos para tratar la pudrición de la raíz

  • Excava la planta e identifica el nivel del daño.
  • Si es mínimo, saca la planta de la maceta y exprime el exceso de agua si lo hubiera. Deja la planta fuera de la maceta durante unos 2 días para que se seque. El suelo se seca, evitando que la podredumbre se desarrolle más.
  • Si nota que la podredumbre es severa, con la mayor parte de la raíz podrida, retire la planta de la maceta y corte las raíces podridas.. Desechar toda la tierra; podría contener hongos que seguirán matando a tu planta. Lave la maceta y ponga tierra nueva limpia y tratada. Mantenga la planta a un lado durante unos días para que las raíces restantes se sequen antes de volver a plantarla.

Descubre cuál es El Mejor Fertilizante para Cactus y Suculentas

Fat Plants San Diego Paquetes pequeños de esquejes suculentos

91Q%2B0a5F5qL. AC SL1500
 

Podredumbre del tallo

Pasos para tratar la pudrición del tallo
  • Si el tallo sufre una leve pudrición, corte la parte podrida y verifique que no haya podredumbre dentro del tallo. Si hay podredumbre dentro del tallo, elimine la podredumbre por completo o corte esa parte.
  • Deje la planta suculenta fuera durante unos 3 días para que el corte es calloso sobre. Una vez calloso, vuelva a plantarlo en una mezcla de tierra bien drenada. Solo riégala cuando la tierra esté seca para evitar que se pudra de nuevo. Puede usar una hormona de enraizamiento para acelerar el proceso de crecimiento de las raíces. En unas pocas semanas, comenzará a notar el desarrollo de raíces en el área cortada con el crecimiento suculento.

Aprender Cómo propagar la planta de jade: enraizar una planta de jade

Pudrición de la hoja

Pasos para tratar la podredumbre de la hoja
  • Si nota pudrición de la hoja, retire inmediatamente las hojas podridas. Comprobar si alguna parte del tallo o de la raíz está demasiado afectada y amputarla.
  • En caso de que solo recupere unas pocas hojas, continúe y colóquelas en una nueva mezcla de suelo en una maceta nueva. Siga rociándolos con luces de agua para mantener el suelo ligeramente mojado. En unas pocas semanas, podrá ver cómo se forman nuevas raíces en la base de la hoja. En unos meses, tendrás una nueva planta que es clonado de la planta madre.

Conclusión

Las suculentas son hermosas plantas maravillosas que necesitan un cuidado mínimo de nuestra parte. Aunque necesitan la menor atención, pueden prosperar o perecer debido a una atención inadecuada.

Es importante darles a las suculentas sus requisitos como suelos bien drenados, agua y luz. Las suculentas en macetas o de interior necesitan más cuidados que las de jardín para prosperar. Aunque el agua es el elemento más importante para todas las plantas, demasiada o muy poca provoca daños en las plantas suculentas..

MLa mayoría de las suculentas mueren por riego excesivo. Siempre tenga en cuenta un horario de riego para ayudarlo a verificar cuánto riego hace. Al prestar atención a estos pocos detalles, podemos cultivar suculentas saludables para nuestros hogares.

Preguntas Frecuentes

¿Cómo revivir una suculenta podrida?

Algunas plantas suculentas son fáciles de cultivar y no tienen problemas con plagas y enfermedades. Otros, sin embargo, tienen muchos problemas que les hacen morir prematuramente. Si te encuentras con una suculenta enferma en tu poder, es posible que te hayas preguntado cómo puedes revivirla.

Algunas suculentas sobrevivirán si se riegan cada dos días más o menos. También es posible preservar su vida envolviendo la maceta en una envoltura de plástico, aunque esto puede ser difícil para las hojas de la planta. La solución natural para aquellos que no quieren usar productos químicos es dejar que la planta se seque por completo antes de volver a regarla.

Aquí hay otra forma en que puede revivir una suculenta podrida para hacer que su suculenta esté fresca y verde nuevamente.

Paso 1: asegúrese de que la parte podrida de la planta se elimine por completo del suelo para que pueda secarse

Paso 2: coloque una bolsa de mezcla para macetas o arena en un plato poco profundo en el centro del alféizar soleado

Paso 3: llene el plato con agua y déjelo reposar durante unos cinco minutos antes de verter sobre él.

Paso 4: agregue algunas plantas en polvo o fertilizante antes de colocarlo sobre su suelo recién preparado

Paso 5: trasplanta tu planta en una maceta fresca y riégala bien

¿Cómo se ve la podredumbre suculenta?

Esta es una pregunta que tal vez deberías hacerte.

Como las suculentas son una planta tan popular, es importante tener buenas ideas sobre cuáles son los signos de la pudrición de las suculentas y cómo se ve. En términos generales, hay ciertos signos que debe tener en cuenta para identificar y tratar el problema.

Esto se debe a que ven que las hojas de sus plantas se vuelven marrones y mueren.

La primera señal es que las hojas de una suculenta pueden comenzar a ser amarillas o marrones. Las hojas también pueden comenzar a enrollarse y girar hacia arriba en forma de espiral, así como a marchitarse y secarse. Las raíces y el tallo también pueden comenzar a crecer hacia el centro de la maceta, lo que puede provocar condiciones de pudrición.

La segunda señal es que su planta puede estar caída o marchita en su base, lo que puede deberse a daños en las raíces o al agotamiento de las raíces por exceso de riego. Además, algunas raíces pueden aparecer de color verde oscuro cuando deberían ser blancas.

¿Cómo se ven las suculentas regadas en exceso?

Uno de los mayores errores a la hora de regar las suculentas es regarlas en exceso. Puede conducir a la pudrición, hojas que se marchitan y la muerte.

Las suculentas con exceso de agua generalmente tendrán una apariencia distintivamente diferente en comparación con las que tienen poco agua. Las hojas estarán lánguidas y de color pálido y la planta carecerá de vitalidad.

Una suculenta que se riega en exceso también puede tener una película cerosa o baba en sus hojas que las hará sentir viscosas o pegajosas cuando se toquen o manipulen.

Algunas suculentas son tan sensibles a la humedad que las plantas pueden marchitarse y morir sin previo aviso. La mayoría de nosotros sabemos que estas suculentas deben regarse con moderación y no continuamente.

Compartir es cuidar!